La importancia de la limpieza dental en bebés

Las mamás primerizas siempre tienen muchas dudas con respecto al bebé, una de ellas es la salud bucal, como saber a qué edad se debe iniciar con la limpieza, si se debe iniciar desde la lactancia, o hasta cuando se tiene que empezar con la limpieza de la boquita del bebé.

La mayoría de las personas tienen la creencia que la boca de los bebés no necesita limpieza y que se debe iniciar hasta que le salgan los dientes. Pero no es válida, ya que se debe tener mucho cuidado desde que el bebé inicia con la lactancia.

Si bien no se debe usar un cepillo de dientes,  se tiene que limpiar la boquita, tanto encías como lengua, esto para eliminar los restos de leche que se quedan impregnados en ellos para evitar una posible fermentación.

Es importante mencionar que la limpieza se debe realizar por lo menos una vez al día.

¿Cómo se debe realizar la limpieza de la boca en bebés?

Existen dos opciones para realizar la limpieza, puedes realizarlo con el dedo índice, con este debes recorrer encías, para limpiar todo al rededor de ellas.

También con mucho cuidado debes pasar el dedo por el interior de las mejillas y no olvides pasarlo por la lengua, siempre limpiando el dedo antes de cambiar de zona.

Es importante mencionar que debes limpiar bien tu dedo antes de introducirlo en la boca de tu bebé.

Otra opción, y la más recomendable, es limpiar con el dedo índice, pero envuelto en un pedazo de gasa húmeda, con esto ayudas a que la limpieza sea mejor, ya que la gasa ayuda a obtener mayor cantidad de restos de leche. Las zonas para limpiar son las mismas.

Probablemente al principio sea difícil realizar dicha limpieza, ya que el bebé no está acostumbrado, pero poco a poco se acostumbrará y será parte de la rutina diaria.

Si lo prefieres puedes hacerlo junto con el baño diario, de esta manera aprovechas y sale limpio de todos lados.

Recomendaciones para cuando inicie con las papillas

Cuando inicie su alimentación complementaria, aproximadamente a los 6 meses de edad, la recomendación es no probar su comida con los cubiertos que utilizas para él, ni soplar sobre los alimentos para enfriarlos, ya que puedes contaminar sus alimentos con las bacterias que tienes en tu boca.

Tampoco se recomienda dar besos directamente en su boca, ya que la flora bacteriana de un bebé y un adulto son diferentes.

Para la limpieza en cuanto inicie con sus papillas, es recomendable realizar la limpieza inmediatamente después de terminado de comer, esto para eliminar los residuos de comida que queden en las encías y mejillas.

Y el proceso es muy similar al anterior, solo que si o si debes usar el dedo y la gasa húmeda para lograr una limpieza profunda.

¡Dejanos un comentario!

¡No olvides dejar un comentario!

Quobit

Quobit Autor

Somos Bit a Bit, llevamos los últimos consejos de tecnología hasta tu smartphone.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.