Quobit

Novedades de tecnología, gadgets, wearables y videojuegos

Síndrome del takotsubo: esto es lo que un corazón roto puede ocasionarte

corazón roto

Seguro que más de una vez has escuchado la expresión “tengo el corazón roto”. Pues, por más que esta expresión sea una metáfora para referirse a ciertas situaciones amorosas fallidas, la realidad es que esta frase tiene algo de cierto.

Las relaciones amorosas como todo en la vida, suelen venir acompañadas de un montón de sentimientos felices y tristes. Y, por más que a veces queramos que las relaciones funcionen y sean duraderas, esto no siempre es posible.

Es por eso que las rupturas amorosas son la mayor causa de corazones rotos en el mundo. Que, si bien tener “el corazón roto” es una expresión muy común para todos, podría transformarse en una enfermedad cardíaca. Porque, más allá de ser una metáfora muy utilizada cotidianamente, tener el “corazón roto” es una realidad para la salud cardíaca. Conoce el síndrome de takotsubo.

¿Qué es el síndrome del corazón roto síndrome de takotsubo?

El síndrome del corazón roto es un fallo cardiaco que tiene los mismos síntomas que un infarto al miocardio, pero con un evolución menos adversa.

De acuerdo con el especialista de la Facultad de Medicina de la UNAM, Álvaro Contreras Villaseñor, la tensión intensa e inesperada puede causar una miocardiopatía por estrés, misma que suele confundirse con un infarto.

Síntomas

Los síntomas principales son:

  1. Dolor de pecho.
  2. Palpitaciones y arritmias.
  3. Falta de aire y desmayos.

Causas

El síndrome del corazón roto ocurre por una gran tensión derivada, por ejemplo, de la pérdida de un familiar o una pena de amorosa.

En este caso, el músculo del ventrículo izquierdo de se inflama, de forma similar a un pequeño globo. Sin que haya daño orgánico evidente, como una arteria tapada o afectación muscular, el corazón adquiere la forma de una jarra japonesa, conocida como tako-tsubo.

Siendo más específicos, la inflamación de este músculo surge debido al exceso de neurotransmisores como la adrenalina, noradrenalina o dopamina, que llegan al torrente sanguíneo en situaciones de alerta máxima.

Si bien los síntomas son similares a los de un infarto, un “corazón roto” puede evolucionar de manera rápida y favorable para el paciente, aunque en algunos casos se presenta una falla ventricular que requiere un seguimiento médico.

Si tienes dudas al respecto, visita a un especialista. Recuerda que los problemas pueden solucionarse, no expongas tu salud y bienestar.

A %d blogueros les gusta esto: