2 diciembre 2022

Quobit

Novedades de tecnología, gadgets, wearables y videojuegos

Chinampas, el método prehispánico que permite aprovechar los recursos naturales sin dañar los ecosistemas

Chinampas, método azteca para aprovechar los recursos naturales

La palabra chinampa, proviene del náhuatl «chinampan», que significa “en la cerca de cañas”. Es un sistema artificial de cultivo que se utilizaba por los mexicas para ampliar el territorio en lagos y lagunas del Valle de México.

Esta construido en zonas donde el agua es el principal recurso natural presente en el medio. Se construyen con el fin de cultivar plantas, verduras y hortalizas para el autoconsumo y mercado local.

Se cree que es una técnica iniciada en la época de los toltecas, aunque fue en 1519 que este método de cultivo se popularizó y ocupó casi el 100% del lago Xochimilco. Gracias a ello, una amplia población se pudo desarrollar a sus orillas.

Sin embargo, este método no era exclusivo del Valle de México, también era popular en el lago de Texcoco. Actualmente, en México, aún sobreviven las chinampas tanto en Xochimilco como en Tláhuac, son las últimas del mundo. Lo que las reviste de una gran importancia, además de que en producción de alimento y flores tienen un gran potencial.

Además del impacto en productividad, las chinampas representan un sistema que permite conservar las áreas lacustres que, a su vez, son un complejo ecosistema con efectos benéficos sobre el clima y la calidad del aire de la Ciudad de México.

Los Aztecas y el origen de las chinampas

Después de que la civilización azteca vivió una terrible escasez de alimentos; el tlatoani Acatonalli brindó al consejo de ancianos una técnica para enfrentar la situación. Esta consistía en ganar terrenos al lago con rellenos de limo y varas. Fue así que se originaron las chinampas en la región lacustre Del Valle, para producir maíz y porotos, entre otros cultivos.

La fertilidad de los islotes artificiales estaba asegurada, ya que absorbían el agua a través del piso poroso que tenían. Y al mismo tiempo se utilizaban las trajineras, canoas que se ponían al costado de cada chinampa con la finalidad de transportar los productos que se cultivaban ahí.

Un dato interesante es que el lago de Xochimilco y sus chinampas, diseñadas por los agricultores aztecas; fueron declarados por la UNESCO, en 1987, Patrimonio de la Humanidad.

Esta técnica de cultivo azteca, que se encuentra cerca de Ciudad de México; se está implantando con éxito para recuperar la población de manglares en otras regiones del país, como en Veracruz. Y es que estos árboles son un refugio importante para la vida acuática y en consecuencia, también para los pescadores.

A %d blogueros les gusta esto: