¿Cómo funciona la Bolsa de Valores en México?

Contrario a lo que muchos creerían la Bolsa de Valores en México y en todo el mundo, estos son espacios de financiamiento donde las empresas pueden financiar sus proyectos o ideas, que, a diferencia de un banco tradicional, en este lugar se comercializan valores (acciones de las empresas)

Esto significa que las empresas venden sus acciones (o parte de su empresa) a inversionistas. Así las empresas en lugar de pagarle intereses a los bancos terminan pagando rendimiento a sus inversionistas. Generalmente la forma en que las empresas encuentran a estos inversionistas es a través de una oferta pública.

La Bolsa de Valores funciona como un gran mercado donde se compran y venden acciones de las empresas y quienes las compran tienen acceso a que se le paguen rendimientos Clic para tuitear

Por otro lado, la empresa se ve obligada a hacer públicos sus resultados financieros, para que cualquier persona que desee invertir pueda obtener acceso a está información y decidir si invertir o no en ella.

¿Qué necesito para invertir en la bolsa mexicana de valores?

Invertir en la Bolsa Mexicana de Valores no es algo complicado, ni exclusivo para personas con “mucho dinero”, lo que si se necesita es que el inversor contacte a un asesor especializado que pueda ayudarle a elegir la empresa en la cuál invertirá y el momento en que meter y sacar su dinero.

Aún así antes de invertir deberás considerar los siguientes puntos.

  1. Ordena tus finanzas personales. Antes de realizar cualquier tipo de inversión, es necesario que ordenes tus finanzas personales, es decir, que aprendas a manejar tu dinero de forma disciplinada y constante. Con la finalidad de estar conciente que el dinero que vas a invertir podrás multiplicarlo o perderlo sin riesgo a que afecte tu vida diaria
  2. Busca asesoría. Existen diversas instituciones financieras, tu primer acercamiento puede ser con un banco o las casas de Bolsa, quienes te ayudarán a conocer los riesgos de invertir, así como el tiempo estimado para que tus inversiones rindan los frutos. Además en te asesorarán para colocar tu dinero en las mejores inversiones.
  3. Conoce tu perfil como inversionista. Dependiendo del tiempo que quieras destinar a la gestión de tus inversiones, debes decidir si eres un inversionista pasivo, con lo cual tendrías que dedicar 4 o 5 horas mensuales a administrar tu portafolio, además de que tu perfil de riesgo sería bajo, con lo que te convendría invertir en fondos. Si eres un inversionista activo, tendrías que dedicar al menos 6 horas a la semana a la gestión de tus activos, además de que tu perfil de riesgo sería alto, con lo que podrías invertir en acciones y monedas.
  4. Define tus objetivos de inversión. Teniendo en mente un objetivo, evitarás tomar decisiones a la ligera y sabrás retirarte cuando tengas que hacerlo para plantearte nuevas metas con nuevas inversiones.
  5. No inviertas todo tu patrimonio. No es recomendable que destines todo tu patrimonio a la inversión en la Bolsa de Valores. Esto se debe a que en el mercado existen fluctuaciones que podrían durante cierto tiempo representar perdidas, sin embargo, después de algunos meses todo volvería a la normalidad o incluso crecer más allá de lo planeado
  6. Busca siempre una segunda opinión. Si bien es necesario que cuentes con un asesor financiero que resuelva todas tus dudas, es importante que consideres pedir una segunda o tercera opinión a la hora de determinar las acciones o títulos que deseas vender y comprar.
  7. Diversifica. No poner todos los huevos en una misma canasta o no jugárselo todo en una sola carta son expresiones que resumen a la perfección lo que significa diversificar nuestro portafolio de inversión.
  8. Aprende cuándo comprar y cuándo vender. La mayoría de las inversiones en la Bolsa de Valores debe realizarse en el mediano o largo plazos. Sin embargo, uno puede comprar una acción un lunes y venderla en viernes, lo que sería una inversión a muy corto plazo y de muy alto riesgo.
  9. Analiza continuamente el comportamiento de tus inversiones. Llevar un diario de la compra y venta de acciones, así como de las razones para comprar y vender, te ayudará a conocer tus errores y aciertos, con lo que te será más fácil desarrollar una estrategia de inversión a largo plazo. Estudiar tus propias decisiones te ayudará a conocer más a profundidad tu perfil como inversionista y tu tolerancia al riesgo.
Recuerda qué, al invertir en la Bolsa de Valores siempre habrá que pagar al asesor que gestiona sus inversiones e impuestos por las ganancias obtenidas Clic para tuitear

Mitos a la hora de invertir en la Bolsa de Valores

  1. Ganar en la Bolsa de Valoreses cuestión de suerte. Esto es falso, para obtener los rendimientos esperados es necesario realizar un análisis, tener un asesor y contar con el portafolio de inversión que vaya de acuerdo a tu perfil.
  2. Para invertir debes ser experto. En todas las casas de bolsa y fondos de inversión tienen equipos que se reúnen para analizar los mercados financieros. Nunca estás solo en la toma de decisiones.
  3. Cuando llegue la crisis debo sacar mi dinero. Las crisis han llegado y los mercados se han recuperado. Las inversiones en Bolsa tienen el riesgo de caer; sin embargo, están pensadas a largo plazo para que las acciones se recuperen y no pierdas tu dinero.

 

¡Dejános un comentario!

¡No olvides dejar un comentario!

Quobit

Quobit Autor

Somos Bit a Bit, llevamos los últimos consejos de tecnología hasta tu smartphone.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.