Estos son los 8 beneficios en tu salud de comer dientes de león

Muchos de nosotros crecimos con la idea de que el Diente de León, si esa planta que de niño cortábamos para soplarle, es una planta mala y que no sirve para nada, sin embargo, contiene muchos beneficios para la salud.

El diente de león tiene diferentes usos curativos, es una de tantas plantas medicinales que existen en nuestro país y que no le estamos dando importancia y que quizás, pasamos por ella aplastándola o arrancándola de raíz.

En esta planta o hierba, además de su belleza natural, con su flor amarilla, podemos encontrar infinidad de remedios caseros, indicados como medicina tradicional y que pocas personas como yo, hasta este momento, ignoraba de sus beneficios y propiedades.

Para aquellos que no conocen esta majestuosa flor, les dejo una imagen

Diente de León

Se cree que esta planta es originaria de ciertas regiones de Europa y América del norte, y que apareció aproximadamente hace unos 30 millones de años en Eurasia.

El diente de león se distingue por ser una planta que crece y se desarrolla con mucha facilidad en climas templados, normalmente la podrás ver en temporada de lluvias.

Aunque sus beneficios y propiedades no son muy conocidos, en la medicina tradicional, el diente de león ha sido muy utilizado en el tratamiento de afecciones estomacales, gases, dolor articular, eccemas y erupciones o ciertos tipos de infecciones, sobre todo infecciones virales.

También es utilizada en ensaladas, sopas, vinos e infusiones y en muchos lugares la raíz tostada del diente de león es utilizada como un sustituto del café.

Principales usos y propiedades del diente de león

Como siempre, antes de consumir este producto, no olvides consultar a tu médico.

Ayuda a fortalecer los huesos. Debido a que el diente de león es una planta rica en calcio, ayuda en el desarrollo y fortalecimiento de los huesos. Además, también es rico en vitamina C y luteolina, dos antioxidantes que protegen a los huesos del deterioro asociado a la edad.

Favorece el buen funcionamiento del hígado. El extracto de diente de león es tradicionalmente conocidos por sus beneficios para hígado. Los antioxidantes anteriormente mencionados favorecen el buen funcionamiento del hígado y lo protegen contra el envejecimiento.

Ayuda a estimular la producción de insulina. Se ha comprobado que el concentrado de diente de león puede estimular la producción de insulina en personas diabéticas, manteniendo así unos niveles bajos de azúcar en sangre.

Además, gracias a las propiedades diuréticas del diente de león, este aumenta la necesidad de orinar en pacientes diabéticos, lo que ayuda a eliminar el exceso de azúcar del organismo.

Tratamiento para las afecciones de la piel. La savia que se extrae del diente de león resulta un tratamiento natural y eficaz para las enfermedades de la piel causadas por infecciones bacterianas y fúngicas. El motivo es que la savia de esta planta posee propiedades alcalinas, germicidas, insecticidas y fúngicas.

Ayuda en la prevención del acné. El diente de león es un potente desintoxicante, estimulante y antioxidante, lo que lo convierten en un eficaz tratamiento para el acné. Sobre todo el causado por alteraciones hormonales.

El extracto de diente de león puede favorecer la regulación y el equilibrio hormonal, aumenta la sudoración y favorece la apertura de los poros, todo esto ayuda a facilitar la expulsión de las toxinas a través del sudor y la orina.

Favorece en la pérdida de peso. El diente de león, gracias a su naturaleza diurética, favorece la micción y ayuda a eliminar el exceso de agua del organismo. Además, la orina contiene un porcentaje de un 4% de materia grasa, por lo que cuanto más orinemos, más agua y grasa se perderá, así que también favorece la pérdida de peso.

Disminuye el estreñimiento. El alto contenido en fibra del diente de león lo convierte en una ayuda muy beneficiosa para una digestión y salud intestinal adecuada. La fibra estimula el funcionamiento intestinal y reduce las posibilidades de estreñimiento y diarrea.

Ayuda a prevenir la anemia. El diente de león tiene niveles relativamente altos de hierro, vitaminas y un alto contenido de proteínas. Mientras que el hierro es una parte esencial de la hemoglobina de la sangre, la vitamina B y las proteínas son la base de la formación de glóbulos rojos y otros componentes de la sangre. Por lo tanto, el diente de león puede ayudar a las personas anémicas a mantener esta condición regulada y bajo control.

Se recomienda no usarlo en mujeres embarazadas, y tampoco mientras están en lactancia, antes de consumirlo, consultar con su medico.

Fuente: Psicología y Mente

¡Dejanos un comentario!

¡No olvides dejar un comentario!

Quobit

Quobit Autor

Somos Bit a Bit, llevamos los últimos consejos de tecnología hasta tu smartphone.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.