Quobit

Novedades de tecnología, gadgets, wearables y videojuegos

¿Cómo calcular las semanas cotizadas en el IMSS?

Imss semanas cotizadas

Una de las dudas más comunes de un trabajador que esta próximo a tramitar su retiro en el IMSS, es cómo saber las semanas cotizadas, aunque parecería que es un cálculo complicado, en realidad este es bastante sencillo de obtener.

El saber las semanas cotizadas reales es primordial para que cualquier persona pueda recibir una pensión justa, e incluso ser candidato a otras formas de retiro como la Modalidad 40, la cuál permite que las personas se pensionen con el último salario cotizado en el IMSS.

Sin embargo, el desconocimiento y errores en las plataformas del Instituto Mexicano del Seguro Social provoca que a veces las personas tengan la menor cantidad de semanas cotizadas y se les niegue el trámite.

¿Cuántas semanas equivalen un mes o un año de trabajo continuo en semanas cotizadas para el IMSS?

Por ello, el día de hoy comentaremos el proceso para obtener el número de semanas cotizadas. E Incluso tengas claro a cuántas semanas equivalen un mes o un año de trabajo continuo en semanas cotizadas para el IMSS.

Por ejemplo, si una persona trabajo durante todo un año calendario y durante todo ese tiempo su patrón pago sus cuotas patronales, entonces se debe calcular el número de días que efectivamente trabajo y declaró el patrón, es decir, descontando los días que no asistió a su trabajo.

Una vez que se tiene ese número de días trabajados efectivamente, se deberá dividir el número entre 7. Si el número resulta con algún decimal, eso se tomará como una semana adicional.

Es decir, si una persona trabajó 300 días, en total se consideran 42.85 semanas, lo que se traduce en 43 semanas cotizadas en el IMSS.

Ahora, si el mismo trabajador cambió de patrón en ese mismo lapso de tiempo, los días mientras no estuvo cotizando se descuentan y se obtiene el número de semanas cotizadas.

¿Cómo se calcula el número de semanas cotizadas?

Ahora, para el cálculo de semanas cotizadas para el trámite del retiro se realiza de forma similar.

Es decir, se toma la fecha en que la persona inició a cotizar en el IMSS (El primer trabajo que tuvo y lo dieron de alta en el IMSS) y la fecha de salida de su último trabajo.

Al número total de días se le descuentan los días que estuvo sin cotizar, es decir, los días que faltó a trabajar, aquellos días que estuvo sin laborar (por cambio de patrón) y al final se divide entre 7.

Las semanas reconocidas para el otorgamiento de las prestaciones se obtienen dividiendo entre siete los días de cotización acumulados, hecha esta división, si existiera un sobrante de días mayor a tres, éste se considerará como otra semana completa, no tomándose en cuenta el exceso si el número de días fuera de tres o menor.

Ahora, si quieres evitarte el cálculo, el IMSS tiene una calculadora en línea que te indica el número de semanas cotizadas, para acceder a ella, solo debes dar clic en este enlace. Y tener a la mano:

  • Número de Seguridad Social o NSS
  • Clave Curp
  • Correo electrónico (En este correo te mandarán la constancia digital de tus semanas cotizadas)

 

A %d blogueros les gusta esto: