La importancia de la puntualidad

puntualidad

A veces, puede ocurrir  que calculemos mal el tiempo o nos retrasemos a causa de un incidente e imprevisto.

Estas excepciones son tolerables pues suelen suceder en ocasiones. Sin embargo, las personas que se retrasan comunmente y justifican su falta de puntualidad reflejan un desorden general en su vida.

¿Qué significa la impuntualidad?

La impuntualidad esconde varios significados:

  • Aquel que no tiene puntualidad, refleja poco amor y desorganización, por ser espejo de un hogar sin respeto.
  • El resultado de vivir de acuerdo a nuestros gustos y lo que se nos da la gana, es la pérdida de formalidad y conocimientos en nuestro actuar y poco a poco se reafirma el vicio de llegar tarde, por malinterpretar y no saber definir el concepto de independencia.
  • Con la falta de puntualidad las personas se hacen mucho daño a sí mismas y causan perjuicios de diferente orden a los demás por ser imagen de intolerancia.
  • Una persona que en su vida permite la ausencia de la ética, no tiene puntualidad y se puede decir que es un ser arruinado, abocado a llegar a las actitudes y comportamientos más monstruosos que deja imaginar.

¿Cómo evitar la impuntualidad?

  •  Establece un medio adecuado para solucionar la causa principal de tu problema (recordando que se necesita voluntad y sacrificio)
  • Organiza tu propia agenda de actividades Aunque sea algo tedioso, elabora por escrito tu horario y plan de actividades del día siguiente. Si tienes muchas cosas que atender.
  • Tener siempre un libro de bolsillo sobre reflexiones, frases de meditación etc. que nos ayude a recordar cada acto y paso en la vida para ser puntuales y alimenten nuestro espíritu diario.
  • Programar una agenda para los siete días siguientes. En lo sucesivo será más fácil incluir otros eventos y podrás calcular mejor tus posibilidades de cumplir con todo.
  • Reducir distracciones y descansos insignificantes a lo largo del día.
  • Levantarse 1 hora antes en cada amanecer, para tener tranquilidad después de realizar nuestra higiene y alimentos, en llegar con tiempo al trabajo u otro compromiso formal ante cualquier imprevisto.
  • Si eres dormilón implementa un sistema de “alarmas” que te ayuden a tener noción del tiempo y cámbialas con regularidad para que no te acostumbres a grabar un mecanismo cerebral perjudicable.
  • Si tienes una cita, para no llegar tarde estés donde te encuentres. Debes activar tu alarma reloj o celular 1 hora o 30 minutos antes de acuerdo a la distancia donde te ubiques. Así adviertes y alertas que estas por salir a tu próxima reunión o compromiso.
  • Si ocurre un percance importante, es atinado y respetuoso que avises por teléfono tu llegada en mayor tiempo. Es despreciable si te acostumbras a repetirlas por desconsideración.

 

¡Dejános un comentario!

Quobit

Quobit Autor

Somos Bit a Bit, llevamos los últimos consejos de tecnología hasta tu smartphone.

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.