Quobit

Gadgets, tecnología y estilo de vida digital

¿Porque la torre inclinada de Pisa no se cae?

La famosa Torre de Pisa en Italia ha durado más de 800 años. Es tan famosa que si fuiste a Italia y no te tomaste una foto con ella aparentando sostenerla, es como si no hubieras ido a Italia.

Esta torre ha resistido terremotos, guerras y hasta la intervención de dictadores como Mussolini, pero ¿Cómo es que se sostiene? o ¿Qué es lo que la sostiene?

La torre de Pisa comenzó su construcción en la Toscana en el año de 1173. Al poco tiempo, alguien se dió cuenta de que la construcción comenzaba a inclinarse. Y con el tiempo, esa inclinación se hizo más llamativa, convirtiéndose en un auténtico espectáculo hasta el día de hoy.

Pero ¿Porqué no se cae la Torre de Pisa?

Ya hablamos de la razón por la que la Torre esta inclinada, pero ahora la pregunta es: ¿Porqué no se cae?

La Universidad de Bristol presentó un estudio durante la decimosexta Conferencia Europea sobre Terremotos e Ingeniería. Y explicaba que la torre se mantiene inclinada gracias al suelo blando y suave. La diferencia en la consistencia del suelo, entre los lados este y oeste, es la que genera esa inclinación.

Pero aún con la explicación, sigue siendo sorprendente que la torre aguante eventos tan catastróficos como los últimos terremotos en la Toscana.

El terreno donde se encuentra la torre cuenta con rigidez, altitud y suavidad. Esta formado por arenas y arcillas blandas que evitan que la torre se vea afectada por la resonancia de los terremotos. De hecho, la Torre de Pisa ha ganado un récord de límites de los índices DSSI, que miden la elasticidad en eventos sísmicos.

Klimacie Piza – Temperatura • Kiedy jecha? • Pogoda

La Torre estuvo apunto de caerse

Han sido solamente dos ocasiones donde la Torre de Pisa ha estado apunto de caerse. La primera fue en el año de 1964. El gobierno italiano alerto a toda la comunidad europea porque la torre estaba apunto de caerse. Rápidamente ingenieros, matemáticos e historiadores entraron en acción para evitar el terrible desastre, y lo lograron. Quitaron treinta y ocho metros cúbicos de tierra de la zona base y consiguieron regresar a la torre a sus 3.97º de inclinación, recuperando 0.54º.

La segunda ocasión, donde la torre estuvo apunto de caer, sucedió en 1934. Ese año, Benito Mussolini dio la orden de enderezar a la Torre. Mandó verter varias toneladas de cemento en su base, pero en lugar de enderezarse comentó a hundirse. Gracias a esa intervención, hasta estos días la torre ha dejado de inclinarse y ha permanecido en sus 3.97º.

 

 

¡Dejanos un comentario!

¡No olvides dejar un comentario!