¿Qué alimentos se pueden consumir después de su fecha de caducidad?

Si bien por regla de salubridad todos los alimentos que se comercializan en el mundo deben tener fecha de caducidad, es cierto que hay algunos de ellos que pueden ser consumidos después de algunos días o semanas de su fecha de vencimiento.

Incluso los hay aquellos que después de varios meses se pueden consumir sin ningún peligro a la salud.

La fecha de caducidad busca ser una advertencia para evitar consumir alimentos que son “microbiológicamente perecederos” y podrían causar una intoxicación en quien los consume.

Existen productos como la sal de cocina, el azúcar, los productos de confitería, vinagres y las bebidas alcohólicas de más de 10 grados que a pesar del paso del tiempo no perderán sus propiedades y son 100% saludables para consumo humano.

Como norma general, cuando se trata de “Fecha de caducidad”, consumir el alimento entraña un riesgo para la salud, por lo que se debe desechar.

Ahora, si en el empaque encontramos la leyenda “Consumir preferentemente”, en principio el alimento se puede consumir algunos días después de la fecha límite sin que entrañe un riesgo para la salud.

Aunque en ese último caso hay que tener presente que el producto habrá perdido parte de sus propiedades nutricionales y organolépticas. Incluso su sabor, consistencia y beneficios podrán ya no ser los mismos.

¿Cuánto tiempo duran los alimentos en el refrigerador?

Lista de alimentos que puedes consumir de forma segura

Los siguientes son alimentos que puedes consumir de forma segura, aún después de llegada su fecha de caducidad.

Miel de abeja. La miel de abeja natural no caduca, sólo hay que tener cuidado que no se contamine con algún otro producto, ya que eso puede dañarla. Por ese motivo, es importante mantenerla bien tapada y cuando se use no se combine con otros alimentos.

Mermeladas. Al igual que la miel, las mermeladas y confituras tardan muchos años en volverse productos dañinos para la salud. Sólo debes verificar antes de consumirla que no contenta sustancias, texturas o sueros extraños.

Mantequilla. Igual que los productos anteriores solo verifica que no contenga sustancias o texturas extrañas.

Papas Fritas. Si están en su empaque, perfectamente cerradas y al abrirlas no presentan mohos, olor o algún producto extraño. Son perfectas para consumir.

Huevos. Si después de comprarlos los colocaste en el refrigerador, los huevos pueden durar hasta 5 semanas sin dañar tu salud.

Quesos. Los quesos son consumibles después de unas semanas, en caso que les haya crecido un moho de color brillante y blanco solo deberás lavar y retirar con un cuchillo esa zona y listo. Pero si el moho que les crece es de color oscuro es mejor tirar el queso a la basura.

Pasta seca. La pasta o sopas secas que compras en el supermercado pueden durar hasta por 2 años si la mantienes en un empaque cerrado. En cambio, si esta cocinada, podrá durar hasta 4 días si la refrigeras u 8 meses en el congelador.

Carne congelada. La carne puede durar congelada (siempre y cuando no haya cambios constantes de temperatura) hasta por un año.

Frutas y verduras congeladas. Estos productos pueden durar hasta 10 meses si se mantienen en el congelador sin cambios de temperatura.

Productos enlatados. La mayoría de los enlatados pueden consumirse hasta 2 años después de la fecha de vencimiento marcada en la lata.

¡Dejanos un comentario!

¡No olvides dejar un comentario!

Quobit

Quobit Autor

Somos Bit a Bit, llevamos los últimos consejos de tecnología hasta tu smartphone.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.