Quobit

Novedades de tecnología, gadgets, wearables y videojuegos

¿Qué debo revisar al hacer una prueba de manejo?

Prueba de manejo

Al comprar un automóvil ya sea de agencia o seminuevo siempre es importante tener en claro el uso que se le va a dar al mismo y por lo tanto, sentirse cómodo con la compra que se está realizando.

Sobretodo porque la inversión que significa un automóvil no es la misma que cualquier otro bien o servicio, ya que “cambiar” de auto puede ser para muchos una tarea complicada.

Por ese motivo saber elegir el automóvil indicado para ti es primordial. Si bien en la red podemos encontrar decenas de comentarios positivos y negativos respecto a la marca y modelo que planeas comprar, no siempre estos comentarios pueden aplicar para ti. Por ejemplo, puede que haya quien critique el motor, porque es lento, pero tu no buscas velocidad.

Así, si estas planeando comprar un automóvil sigue estos consejos para que la experiencia de compra sea la mejor.

Haz una lista de tus prioridades

¿Qué buscas en tu automóvil? Espacio, velocidad, consumo de gasolina, capacidad de carga, sistema de sonido, seguridad, pagos e intereses, etc. Hacer una lista de tus prioridades te ayudará a que tu compra sea acorde a lo que buscas.

Si bien, en el mercado es difícil encontrar un automóvil que cumpla al 100% con tus requisitos, si podrás encontrar uno que se acerque mucho a lo que buscas.

Investiga de la marca, modelo y la agencia

Sí, posiblemente en Internet ya leíste maravillas del modelo que planeas comprar, porque si lo lees o ves en el sitio del fabricante, él siempre hablará lo mejor de sus creaciones, pero antes de ir a comprar debes asegurarte de saber lo necesario de tu próxima compra.

Busca en foros, blogs, YouTube y otros lugares de la red la opinión de personas que hicieron la prueba de manejo, son propietarios de un modelo similar al tuyo (aunque sea de años anteriores).

Al saber la experiencia de esas personas sabrás las fallas que puede presentar en el futuro el modelo que planeas comprar.

Investigar al vendedor o la agencia, te permitirá saber si podrás contar con garantía posventa, para ello apóyate de las opiniones qué hay de él en la red.

Haz la prueba de manejo

Hacer la prueba de manejo para tu automóvil te permitirá probar de primera mano el automóvil. En un momento más profundizaremos en este tema.

Ten paciencia

Es cierto que la compra de tu automóvil es un tema que te emociona, y ya quisieras tenerlo en casa, pero antes de comprarlo, tomate tu tiempo para investigar un poco más, posiblemente puedas encontrar una mejor oferta si esperas unas semanas o si visitas otros distribuidores.

Si lo necesitas tómale fotos al automóvil para evaluarlo a detalle en casa y tómate fotos con él, para saber si el automóvil va contigo, pregunta opiniones a tus amigos y familiares.

Incluso evalúa los planeas de financiamiento, ya sea que compres por leasing o crédito automotriz, evalúa los beneficios de cada uno de ellos.

Y esto implica en que puedes hacer tantas pruebas de manejo necesites. En caso que sea seminuevo el vehículo que planeas adquirir, puedes seguir estos consejos para comprar automóvil seminuevo.

¿Qué hacer en tu prueba de manejo?

Prueba de manejo

Primero que nada, el día de tu prueba de manejo acude al distribuidor de forma tal como planeas utilizar el vehículo, es decir, si viajarás con tu familia de forma constante acude con ellos.

Si bien, en algunas ocasiones los automóviles demo son los “tope de gama”, esta práctica ha estado en desuso, busca el distribuidor que te permita realizar la prueba de manejo del automóvil con la versión que más se acerque a la compra que planeas realizar.

Ya que pueden existir cambios respecto al modelo que tu adquieras. Por ejemplo, si planeas comprar la versión con transmisión manual, no manejes la versión automática.

Ahora sí, evalúa la comodidad de los asientos, es un elemento indispensable, ya que podrás pasar horas sentado al volante y no sentirte cómodo tu o alguno de los pasajeros podrá hacer que la experiencia no sea la mejor en el futuro.

Si todos se sienten cómodos, ahora evalúa el volante, el acelerador y freno, la palanca de velocidades, cristales, e incluso la radio. ¿La distancia es la mejor para ti?

Prueba los controles en todo el tablero, incluso si lo ves necesario lleva tu propia música y conéctala al automóvil, ¿Cómo es el sonido?

Seguido a esto prepárate para arrancar el automóvil, ¿Cómo sientes el espejo retrovisor y los espejos laterales? ¿La distancia del volante? ¿Cuántas opciones de ajuste tiene para ti?

Ahora, enciende el automóvil ¿cómo te sientes? Si bien las agencias o distribuidores tienen ya marcados rutas para hacer la prueba de manejo, intenta sacar el máximo provecho de esta ruta (siempre con seguridad y respetando las leyes de tránsito), revisa el sistema de frenado, consulta las alertas del automóvil, el claxón, el sistema de frenos. Si te es posible realiza frenados de prueba y acelera para ver la respuesta del automóvil.

Maneja de forma tal como lo harías en un día normal, ¿Qué sensación te transmite el vehículo? Mientras sigues manejando prueba el tablero: cambia de música, en un semáforo intenta sacar algo de la guantera, pregunta a tus acompañantes cómo se sienten. Detén el auto y vuelve a encenderlo.

Si bien, algunos sistemas de seguridad no se pueden probar (cómo bolsas de aire) hay algunos que si puedes probar, como los asistentes de arranque en pendientes, sistema para mantenerte en carril (en caso que estén equipados).

Al terminar de manejar el vehículo, revisa la cajuela, los accesorios que incluye, si llevaste alguna maleta, guárdala y evalúa el espacio disponible, de igual forma revisa el motor, pregunta qué mantenimientos necesita y su frecuencia, de igual forma cuáles debes realizar tu de manera constante, como el agua de los limpiadores y el cuidado que requerirá tu automóvil nuevo.

En conclusión, la compra de un vehículo no es sencilla, por eso es importante que cuando se realice la prueba de manejo, esta se realice con total libertad, el concesionario sabe que esos son tus derechos, lo único que debes hacer es cuidar la unidad que te prestaron.

Una vez que hayas evaluado todos aspectos y estes seguro de tu compra, podrás iniciar el proceso de firma de toda la documentación.

A %d blogueros les gusta esto: