Quobit

Novedades de tecnología, gadgets, wearables y videojuegos

¿Qué es la “luz líquida” y por qué se considera el quinto estado de la materia?

Luz Líquida

Los científicos que estudian los fenómenos cuánticos han demostrado que, en condiciones especiales, la luz se comporta como un líquido, fluye y ondula alrededor de los obstáculos que encuentra, como un río entre piedras.

La “luz líquida” es una sustancia muy especial. No es un sólido ni un plasma, ni se comporta exactamente como un líquido o un gas.

Pero ¿Cómo hicieron para demostrar esta teoría? Los científicos la llaman Condensado de Bose-Einstein (BEC) y la consideran el “quinto estado de la materia“.

El condensado Bose-Einstein es un fenómeno cuántico que se logra ver a escalas macroscópicas, y fue predicho por Albert Einstein. Quien aplicó el nuevo concepto de estadística de Bose a un gas ideal de átomos idénticos que estaban en equilibrio térmico y encerrados en una caja.

Lo más impactante del comportamiento de las moléculas en el condensado de Bose-Einstein, es cuando adquieren un fenómeno conocido como superfluidez, que tiene como consecuencia que el gas pierda su viscosidad, por lo que puede fluir sin ninguna resistencia.

En este estado, las partículas se mueven de forma sincrónica y uniforme, formando un “superfluido”.

“Se parece a cualquier otro líquido o gas, pero con propiedades especiales, una de las cuales es que todas sus partes están relacionadas”

Por lo tanto, el líquido ordinario rebotará cuando golpee la pared, pero el líquido superfluido como la luz circulará a lo largo de la pared.

” Si enviaras un chorro de estos contra una pared, la escalará en cualquier dirección y eventualmente se volverá a conectar después del obstáculo”

¿Qué hace la luz líquida?

Hasta hace unos años, los super fluidos solo se podían lograr a temperaturas cercanas al cero absoluto (?273 ° C), pero en 2017, pero en esta ocasión se logró producir luz líquida a temperatura ambiente. Utilizando una mezcla de luz y materia llamada polarons para hacer esto.

Hasta ahora, los experimentos de BEC solo se han completado a menor escala en el laboratorio, pero los investigadores han encontrado un gran potencial para transmitir información y energía sin desperdiciar recursos.

Un ejemplo es la creación de una computadora óptica, que puede usar la interacción de partículas de luz sin causar problemas de disipación o generación de calor de las computadoras comunes. Esto los hará más rápidos y consumirán menos energía.

La tecnología también puede revolucionar el procesamiento de láseres y paneles solares.

A %d blogueros les gusta esto: