Quobit

Cultura Digital, Tutoriales, tecnología y gadgets

¿Realmente funcionan las bolsas al vacío o magic bag?

Bolsas al vacío

Uno de los “inventos” más populares que ha tomado fuerza entre las personas que desean viajar o aquellos que necesiten más espacio en su hogar u oficina es el uso de las bolsas al vacío o Magic Bag.

Las Magic Bag no son más que bolsas que permiten extraer de forma segura todo el aire dentro de ellas para lograr obtener una compresión de hasta 70% de todo lo que tenga guardada la bolsa, logrando con ello optimizar los espacios al reducir el volumen que ocupan en cualquier lugar.

Como te decía al principio las bolsas de aire se han vuelto muy populares entre las personas que desean almacenar productos voluminosos como cobijas, cobertores o chamarras que en cualquier closet podrían ocupar una gran cantidad de espacio.

De igual forma se están usando de forma constante entre los viajeros, ya que les permite en la misma maleta, almacenar de forma segura la ropa que se usará en los próximos días en un espacio menor. Resultando muy útiles sobre todo ahora que las aerolíneas permiten solo llevar una maleta de mano sin pagar extra.

Bolsa al vacío

Pero la pregunta crucial es ¿funcionan? Y si es así ¿Por cuánto tiempo?

Normalmente en varios portales como Amazon o MercadoLibre puedes encontrar este tipo de bolsas, actualmente las hay de diversas calidades, pero en mi caso usé una de las más económicas (justo por la duda de saber si funcionarían o no), 12 bolsas me costaron poco menos de 400 pesos (menos de 22 dólares americanos).

¿Cuál es el resultado de usar las bolsas al vacío?

El resultado ha sido que, las bolsas funcionan bien, vienen acompañadas de una bombilla extractora de aire (muy similar a la que se usa para inflar balones, pero con función inversa) y cada bolsa tiene 2 cierres herméticos que garantizan que por varias semanas los productos sigan compactos.

Es cierto que su uso no es tan “sencillo” ya que requiere que, una vez cerrada la bolsa, estes extrayendo todo el aire de forma constante hasta lograr la máxima extracción del aire dentro de la misma. Para lograrlo debes apoyarte del extractor y de tus manos para acomodar el contenido mientras el aire sale de la bolsa.

Con ello podemos encontrar varias ventajas de este tipo de sellado, además de ocupar menos espacio, garantizas que su contenido que no se desgaste por estar expuesto al medio ambiente, polillas o la humedad.

Sin embargo, también hay algunas desventajas, por ejemplo, al viajar como extraes todo el aire de la bolsa, es un hecho que tu ropa se arrugará lo que te obligará a plancharla.

Las bolsas aunque son resistentes si tienen alguna fisura, por mínima que sea, perderán el sello hermético y gradualmente el aire ingresará en ellas. Por lo que recomendamos que en las bolsas guardes solo cosas que no planeas usar por largas temporadas ya que el tiempo de extracción puede ser otro inconveniente (Por bolsa puedes tardar de 2 a 5 minutos en extraer todo el aire).

En mi experiencia logré guardar un cobertor y este ocupa algo así como 50% menos espacio que antes, permitiendo que el espacio donde lo almacenaba quepan más cosas, y 3 semanas después siga intacto.

Ahora, ¿Se puede obtener el mismo resultado con bolsas tradicionales? La respuesta corta es sí… sin embargo requiere un poco más de esfuerzo. Y también al no contar con sellos herméticos no podrás garantizar que el aire se quede fuera de la bolsa. Lo que significaría que en semanas próximas todo lo que esté dentro de la bolsa recupere su volumen original.

A %d blogueros les gusta esto: