Quobit

Últimas novedades sobre tecnología, gadgets, wearables y videojuegos

¿Gente sin cerebro? Un extraño caso de la evolución

plasticidad cerebral

plasticidad cerebral

El cuerpo humano nos sigue sorprendiendo más y más cada día, pero incluso con los avances científicos y la evolución, el mundo se sigue sorprendido por estos casos de personas, que coloquialmente podríamos llamar “gente sin cerebro”.

Se han documentado casos de persona que han nacido con la mitad del cerebro, e incluso personas con menos de la mitad de masa cerebral y tal es el caso de Noah, un niño que nació en Inglaterra con 2% de función cerebral y que alcanzo hasta un 70% de funcionalidad.

La espina bífida y la hidrocefalia le habían dejado sólo un 2% de función cerebral. Y Shelly, que estaba de 12 semanas, se derrumbó. Las pruebas mostraban que en la cabeza de Noah había más líquido que masa gris, un cerebro poco mayor que una naranja.

Pero incluso con este pronóstico, dos años después del alumbramiento, Noah ya podía sentarse derecho, cantaba, e incluso jugaba con la PlayStation, simplemente estaba mejorando.

Sin embargo, Noah no es el único caso sin cerebro.

Michelle Mack, una mujer estadounidense de 44 años, nació solo con la mitad del cerebro, hecho que paso inadvertido hasta que cumplido los 27 años. Aun así, eso no le impido graduarse de la universidad, casarse y tener hijos.

Pero tal vez, uno de los casos más misteriosos fue, el caso presentado por el doctor John Lorber, quien recibió la visita de un alumno de la Universidad de Sheffield por un dolor de cabeza. El doctor al notar que esta era un poco mas grande de lo normal, deicidio hacerle un escáner donde descubrió que prácticamente toda su cabeza, estaba solamente rellena de líquido céfalo raquídeo. Sin embargo, este joven tenía un coeficiente intelectual de 140 y era un genio de las matemáticas.

Los especialistas aun no se explican del todo, como estos casos han tenido éxito, lo cual nos lleva a la siguiente interrogante.

¿Se puede vivir sin cerebro?

Los especialistas se han dado cuenta, que, se necesita por lo menos un mínimo de masa cerebral para poder realizar todas las funciones básicas, pero por ahora, la única solución para poder vivir sin una cantidad considerable de cerebro es la plasticidad neuronal.

La plasticidad neural, consiste en, la capacidad de nuestro cerebro para cambiar su estructura y su funcionamiento.

Nuestro cerebro no es especialmente sólido, tiene la consistencia de un flan denso, lo cual le permite ser muy plástico, ya que cambia constantemente. Cualquier idea que tengas, están modificando tus conexiones neuronales, ya sea creando otras nuevas o reforzando las más antiguas, siendo esto, una gran capacidad de cambio que permite poder adaptarse.

Simplemente, es impresionante la forma de adaptación que tiene el ser humano y su capacidad para amoldarse a sus recursos de supervivencia.

A %d blogueros les gusta esto: