Cuáles son los síntomas de un embarazo con síndrome de Down

A toda mujer embarazada le preocupa la salud de su bebé, y sobre todo saber que su hijo nacerá saludable, provocando que con frecuencia tanto papas como mamas se pregunten sis u hijo viene bien.

Y busquen opciones para saber si su hijo nacerá sano. La principal preocupación es saber si su bebé tendrá alguna enfermedad congénita o algún síndrome que deteriore su desarrollo al nacer.

Es por ese motivo que los papás busquen detectar signos y/o síntomas del síndrome de Down en el embarazo.

Si bien hasta el momento no existe un método o forma que permita a las personas saber a simple vista si hay un embarazo con algún riesgo. Existen algunos estudios que si permiten conocer la salud de tu bebé.

Físicamente no existen síntomas del síndrome de Down en un embarazo, es decir, las nauseas, fiebre, dolor de cabeza, mareos, inflamación, movimientos del bebé, y demás síntomas son iguales en un embarazo normal de uno que no lo es.

Hay diversos casos documentados de mamas de pequeños con síndrome de Down que comentaron que su embarazo fue tan normal como otro donde tubieron un «bebé normal».

Síntomas de un embarazo con síndrome de down

Con esta información podemos clarificar que no existen síntomas del síndrome de Down en un embarazo. Los signos de dicha enfermadad solo se pueden observar con un ultrasonido, pero no siempre los factores que se encuentran en  el ultrasonido son 100% fidedignos.

Por lo que, en caso de detectar factores de riesgo en el ultrasonido, el médico solicitará estudios complementarios como el tamizaje prenatal. Y en caso que el método de tamizaje prenatal sea positivo, este se debe confirmar por punción (amniocentesis) y  cariotipo (estudio de los cromosomas) para así contar con un diagnóstico definitivo.

Recuerda que es sumamente importante consultar a tu médico ante cualquier duda.

¿Cómo detectar el síndrome de down en el embarazo

En el primer trimestre de embarazo la mamá puede realizar ecografías o ultrasonidos que permitan evaluar la presencia del hueso nasal, aumento del grosor del pliegue de la nuca, alteraciones en el corazón e insuficiencia de válvulas del corazón para determinar alguna alteración.

Durante el segundo trimestre también se puede detectar la presencia del hueso nasal y aumento del grosor del pliegue de la nuca, además de huesos cortos, intestino estrecho y dilación leve de estructuras renales, etcétera.

¿Qué es y para qué sirve un ultrasonido estructural?

Algunos otros signos que pueden determinar alguna alteración en el embarazo son:

Cardiopatías: El 50% de los fetos con síndrome de Down presentan una alteración del corazón al nacimiento. También hay casos de una alteración en el flujo de la sangre en el 80% de los embarazos con Síndrome de Down y en el 5% de los embarazos de bebés con cromosomas normales.También hay casos de en las válvulas del corazón no se cierra apropiadamente, se presenta en el 65% de los embarazos con Síndrome de Down y entre el 1% y 3% de embarazos sin esta enfermedad.

Pliegue de la nuca: Si tu bebé tiene una medida de 6 milimétros o superior en el grosor de su nuca es probable que presente un 50% más de probabilidad de padecer síndrome de down. Sin embargo, también se ha encontrado esta variación entre el 2% y 8% de los embarazos normales.

Hueso de la nariz pequeño o ausente: La Hipoplasia nasal, que es la ausencia del hueso de la nariz o tener un hueso con longitud menor de 4.5 milimétros en la semana 20 de embarazo ocurre en el el 65% de embarazos con síndrome de Down y solo entre el 1% y el 3% de los fetos sin esta enfermedad.

Huesos de brazos y piernas cortos: Se considera que un fémur o un húmero son cortos cuando se encuentran por debajo del 5% en el tamaño que deberían tener en la semana que se esta evaluando el bebé.

Otros factores: También hay otros factores de riesgo como el aumento del tamaño de ventrículos del cerebro, braquicefalia, estrechamiento de esófago, arteria umbilical única, etc. Hay casos que en el ultrasonido llegan a encontrar una doble burbuja en el abodemn del feto, así como el aumento del líquido amniótico.

 

¡Dejanos un comentario!

¡No olvides dejar un comentario!

Carlos Nuel Autor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.