Quobit

Novedades de tecnología, gadgets, wearables y videojuegos

¿Cuándo debes tomar un antigripal o antiviral para combatir una gripe?

resfriado-influenza-gripa

Normalmente en invierno, y cuando llegan a ocurrir cambios bruscos de temperatura, algunas personas tendemos a tener síntomas de resfriado, pero no siempre es debido a una enfermedad que aqueja el organismo, incluso en ocasiones puede ser debido a una alergia o solo por el cambio de clima.

Sin embargo, son muy diferentes los síntomas entre un resfriado, una gripa y la influenza, y en tiempos más recientes, el Covid-19. Por lo que resulta importante saber diferenciar los síntomas, e incluso saber en qué momento acudir al médico.

Ya que, en el caso de un pequeño resfriado, solo el reposo será lo ideal y tal ves algunos medicamentos que minimicen los síntomas, sin embargo, frente algo más grave, es importante saber que se cuentan con antivirales que nos ayudarán a combatir la enfermedad.

Mientras los antigripales, normalmente se dedican a minimizar los síntomas del resfriado o de la gripa, los antivirales, tienen acción directa en contra del virus causante de la enfermedad.

Los virus no tienen la capacidad de reproducirse por si solos, por ese motivo, siempre buscan células humanas para poder adherirse a ellas, y posteriormente liberar parte de su material genético y así reproducirse.

Los antivirales lo que hacen es impedir que los virus se unan a las células y con esto evitar que se reproduzcan, al final, nuestro cuerpo termina combatiéndolos y eliminándolos.

diferencia-gripa-covid-influenza

¿Qué hacer cuando tienes gripa?

La gripe y el resfriado común normalmente en temporada de invierno se propaga fácilmente, y más cuando la gente tose o estornuda sin intentar cubrirse el rostro, ya que el virus viaja en los fluidos que salen de nuestra boca o nariz, e incluso puede permanecer en diversos objetos durante cierto tiempo.

Normalmente los síntomas de la gripa o del resfriado común son: Tos, Estornudos, Escurrimiento nasal, mocos, dolor de cuerpo (famoso cuerpo cortado) y en algunos casos específicos se detecta fatiga.

Sin embargo, este tipo de enfermedad se cura fácilmente con los remedios caseros, reposo y la toma de muchos líquidos. Si es necesario, se puede fortalecer el sistema inmune con algunas vitaminas o alimentos ricos en vitamina A,C y E. Así como usar un descongestionante nasal y algún medicamento para combatir los síntomas.

¿Qué hacer cuando tienes influenza?

A diferencia del resfriado común o una gripa, la influenza es provocada por un virus; si bien los síntomas son similares a la gripa, a estos se suman otros como fiebre, dolor de cabeza, escalofríos y pérdida del sentido de olfato o del gusto (en algunos casos ambos).

Aquí el tratamiento es muy similar, reposo para evitar la fatiga muscular, la toma de muchos líquidos, consumo de alimentos ricos en vitaminas. Pero en estos casos, ya que la enfermedad está dada por un virus, se pueden usar algunos antivirales, sin embargo, aquí lo recomendable siempre es considerar la visita a un médico, ya que cada temporada circulan diferentes virus en el ambiente y no puedes tomar cualquier antivirual.

Es importante evitar los antivirales como la amantadina y rimantadina, ya que la mayoría de las cepas de virus que circulan hoy en día ya son inmunes a estos medicamentos.

¿Qué significa el color de los mocos?

Si bien, una persona con gripe es fácilmente reconocible, es importante mencionar que el color de los mocos es un elemento clave para determinar el estado de la enfermedad.

De hecho, contrario a lo que se cree, los mocos son un fuerte y eficaz mecanismo de defensa de nuestro cuerpo, por ese motivo, cuando hay un virus aquejando el sistema nervioso, nuestro cuerpo genera casi un litro de mocos para sacar el virus de nuestro cuerpo.

Mocos transparentes. Cuando estos son transparentes, significa que la enfermedad esta comenzando, y aquí es el momento más grave de contagio, ya que esto significa que los fluidos contienen muchos virus. Convirtiéndose en un momento altamente contagioso.

Mocos blancos o amarillentos. Estos se forman 2 o 3 días después del inicio de la infección

Mocos verdes. Contrario a lo que se piensa, estos normalmente se forman al final de la infección, cuando tu cuerpo ya está combatiendo la enfermedad, incluso estos son mucho menos contagiosos, ya que la carga viral es menor. Ojo, algunas personas consideran que el color verde de los mocos significa infección por bacterias y se autorecetan antibióticos, lo cual no funcionará.

Mocos rarron o negros. Estos normalmente aparecen cuando la persona fuma o esta expuesta a mucha contaminación y polvo.

Mocos rosas o rojos. Significa que hay sangre, ya sea por haberse sonado muy fuerte o por el constante estornudo o tos.

¿Qué puedes hacer para prevenirte?

Por ello es importante que cuándo se acerca un cambio de temporada, investigar los datos oficiales para conocer los virus que circulan hoy en día en el ambiente y realizar la vacunación anual contra la influenza, ya que estas contienen los componentes necesarios para fortalecer el sistema inmune frente a los virus que se espera estén circulando.

Siempre es importante que si la fiebre dura por más de 3 días, hay problemas para respirar, y después de 10 días de síntomas estos no se quitan, o se quitaron y regresaron, acudas a tu médico.

 

A %d blogueros les gusta esto: