Quobit

Novedades de tecnología, gadgets, wearables y videojuegos

¿Entraron en contacto los vikingos con el México precolombino?

La historia de la Humanidad está llena de situaciones curiosas. Existen una gran cantidad de azares inverosímiles que provocan que culturas aisladas entre sí a veces interactúen mutuamente. Hoy queremos teorizar sobre una de estas interacciones, intentaremos dar respuesta a la siguiente pregunta: ¿Entraron en contacto los vikingos con el México precolombino?

Hoy en día, el mundo de los vikingos está de moda. Ya son varias las industrias que recurren a la imagen de los pueblos nórdicos como el tema principal de sus productos. Algunos de los ejemplos más claros se pueden encontrar en la industria de los videojuegos y el cine, junto a las series de televisión.

Más concretamente, el próximo videojuego de la saga Assassin’s Creed estará basado en su universo, además de la serie Vikings, producida por History Channel, que explora la vida de Ragnar Lodbrok y sus hijos. La iconografía vikinga se ha incluido hasta en juegos de casino online como las máquinas tragamonedas de Betway con nombres como “Thunderstruck II”.

Pero debemos trasladarnos primero hasta el origen de la cuestión:

¿Quiénes eran los vikingos?

Seguramente a lo largo de tu vida entres en contacto con este pueblo de diversas formas, ya sea consumiendo relatos, libros o documentales de ficción que intentan acercarse a su realidad histórica. Sin embargo, hay elementos que han sido magnificados o maquillados con el fin de convertirlos más atractivos visualmente. Por ejemplo, uno de los datos más curiosos es que los vikingos no lucían cascos con cuernos de toro o de otros animales; este es uno de los errores más repetidos e inexplicables teniendo en cuenta la gran cantidad de fuentes de información existentes.

Siguiendo nuestro ejercicio de deconstrucción, hay que volver al quid de la cuestión. Los vikingos eran una sociedad que a lo largo de casi 400 años se dedicó a asaltar y atacar los pueblos ubicados en las zonas costeras de Europa.

Su origen real se puede ubicar en la región de Escandinavia, y su fama se ha mantenido hasta nuestros días. Provocaron diversos ataques, uno de los más populares fue el efectuado en el Monasterio de Lindisfarne en 793, construcción ubicada en la región norte de Gran Bretaña.

Es curioso como la palabra vikingo se utiliza actualmente para definir a las personas residentes en las zonas del norte de Europa. Un caso paradigmático es el de los islandeses; todos recordaremos cómo en el último Mundial de fútbol disputado en Rusia todos utilizaba esta palabra para describir a sus jugadores o a sus aficionados, con un cántico muy curioso que se convirtió en uno de los iconos de la competición.

Los vikingos destacaban por su gran dominio del mar. Uno de los elementos más populares de su iconografía es el llamado Drakkarun tipo de embarcación que fue utilizado para dominar el campo de batalla naval. Los Drakkars tenían hasta 30 remos, y todos ellos estaban bajo control de un especialista dedicado a esta función. Curiosamente, esta embarcación solo disponía de una sola vela y solo se utilizaban los remos cuando había poco viento o existía poca velocidad punta.

El dominio del mar y su gran capacidad de orientación provocaron que fueran unos expertos exploradores, concepto que encaja con nuestra pregunta inicial: ¿Entraron en contacto los vikingos con América y el México precolombino?

El primer elemento a destacar es que no hay ningún tipo de evidencia histórica que sirva para afirmar que estas dos realidades pudieran entrar en contacto, pero sí existen varias teorías que pueden apuntar a esta posibilidad.

Por lo tanto, como bien refleja el método científico, una teoría puede convertirse en realidad cuando aparezca un elemento tangible. Una de las explicaciones más curiosas en las que se sustenta este posible contacto la encontramos en las pinturas murales de Chichén Itzá. Se trata de uno de los templos más importantes de la civilización maya. Una cultura altamente popular que en la última década ganó mucha relevancia mediática por su malinterpretada profecía sobre el apocalipsis.

La hipotética referencia en la que se basa el contacto entre los vikingos y la sociedad precolombina se halla concretamente en el Templo de los Guerreros. Es allí donde vemos una serie de figuras antropomorfa, entre ellas destacan los “Señores Blancos“, que podrían representar perfectamente a los vikingos por su fisonomía. Este hecho encaja con las míticas sagas nórdicas que hablan de viajes que podrían haber llevado a los vikingos hasta territorio mexicano.

Cuando los españoles llegaron a México, los enemigos de los mexicas se unieron a los conquistadores, un hecho que podría conectar con la presencia previa de individuos de piel clara y su hipotético regreso. Cabe recordar que los mayas han sido noticia recientemente por un hallazgo de suma importancia: la estructura más grande y antigua del país.

De momento es simplemente una teoría, pero no es descabellada si tenemos en cuenta que los vikingos ya consiguieron establecerse en otros puntos del continente americano. Consiguieron explorar diversas zonas del norte del Atlántico como las islas de Groenlandia y Terranova, que actualmente forma parte de Canadá.

Estaremos atentos a posibles novedades relativas a esta línea de investigación. El fenómeno vikingo es más vivo que nunca y seguro que esto ayuda a descubrir nuevos indicios sobre esta interesantísima sociedad pretérita.

por ello te compartimos una selección con los mejores pueblos mágicos  ubicados en el Estado de México, por si quieres descubrir algunos de los puntos más interesantes relacionados con la historia precolombina.

A %d blogueros les gusta esto: