8 diciembre 2022

Quobit

Novedades de tecnología, gadgets, wearables y videojuegos

¿Por qué Einstein no ganó el Premio Nobel por su teoría de la relatividad?

Alber Einstein premio Nobel

Hay cinco premios que honran a quienes trabajan en física, química, medicina, literatura y paz y que se considera que han otorgado «el mayor beneficio a la humanidad». Y nos referimos a nada más y nada menos que al Premio Nobel.

El Premio Nobel que fue establecido a principios del siglo XX de acuerdo con la voluntad de Alfred Nobel, un industrial sueco e inventor de la dinamita.

Y como dice la historiadora de la ciencia, Ruth Lewin Sime, «un científico será recordado para siempre si está en esa lista de premios Nobel».

«Una de las cosas que hace el Nobel es que confiere una especie de inmortalidad. Es lo primero que se menciona una vez recibido el premio. Esa es la naturaleza, el aura que rodea a los Premios Nobel», explica.

Pero como en todo reconocimiento, siempre existe detrás, una historia que no se cuenta. Es por eso que hoy te contaremos por qué Einstein no ganó el premio Nobel con la teoría de la relatividad.

El gran secreto del Premio Nobel

Durante años, la lista de personas nominadas para el premio siempre fue de alto secreto que solo se revelaba a quién era el ganador. Pero, con el tiempo las reglas cambiaron y las nominaciones ahora se hacen públicas, después de 50 años.

Sin embargo, la toma de decisiones de este premio, han despertado cierta intriga en historiadores como Ruth Lewin Sime.

Por ello que Sime ha profundizado en el pasado, y ha estado en una especie de misión de rescate para destacar el trabajo de una científica que el Premio Nobel rechazó: Lise Meitner.

Lise Meitner la científica detrás de la «fisión nuclear»

Lise Meitner Premio Nobel

Lise Meitner nació en 1878 en Viena.

«Era jefa de una sección en el Instituto de Química Kaiser Wilhelm. Era una científica muy destacada cuando había muy, muy pocas como ella», relata Sime.

Meitner trabajó en estrecha colaboración con un talentoso químico Otto Hahn y, en la década de 1930, el par se incursionó en un campo completamente nuevo de la ciencia: la física atómica.

Se sumergieron en una intensa investigación del uranio, mientras el mundo a su alrededor se oscurecía.

Pero, «Los nazis se apoderaron de Alemania y, en 1938, al igual que un gran número de judíos y otros perseguidos, Meitner se vio obligada a huir. Dejó todo atrás».

Tuvo que empezar de nuevo, en Suecia, a los casi 60 años de edad. Y mientras algunos otros científicos se habrían rendido, Meitner continuó su trabajo.

Después de solo unos meses, su esfuerzo la hizo descubrir que «el uranio se había dividido en dos y había liberado una enorme cantidad de energía».

Habían descubierto lo que llamaron «fisión nuclear» y, por extensión, la energía nuclear.

Su hallazgo se hizo evidente pocos años después, cuando la fisión nuclear provocó efectivamente el final de la Segunda Guerra Mundial, con el lanzamiento de las primeras bombas atómicas.

En 1945, el Premio Nobel de Química fue otorgado a Otto Hahn y no a Lise Meitner.

¿Por qué? Es lo que te estarás preguntando. Pues tal parece que el responsable, dice Sime, tenía nombre.

«Para mí, para los historiadores que han estudiado esto y para los colegas de Meitner dentro y fuera de Suecia, la principal razón fue Manne Siegbahn».

Siegbahn había ganado el Premio Nobel de Física en 1925 por su trabajo sobre rayos X y era director del Departamento de Física del Instituto Nobel de la Real Academia Sueca de Ciencias, donde Meitner tenía una oficina.

«En Suecia, el prestigio de alguien galardonado con el Nobel es tremendo. Consigue una buena posición, financiación para su investigación, puede estar en un comité del Nobel, etc. Y Siegbahn de ninguna manera quería eso para Meitner, así que la .

«Como el físico más influyente de Suecia, era uno de los cinco miembros del Comité que toma las decisiones del Nobel. Otros dos eran sus exalumnos. Con el comité dominado por Siegbahn, ella no tenía ninguna posibilidad».

Pero su caso no fue la única excepción en la historia del Premio Nobel.

¿Quién fue Mario Molina y por qué recibió el premio Nobel de Química en 1995?

Los prejuicios que le costaron a Einstein el Premio Nobel

Fue uno de los mayores avances científicos del siglo XX, que transformó nuestra comprensión del Universo. Pero, al igual que Lise Meitner, Alber Einstein no pudo obtener el Premio Nobel con su teoría de la relatividad.

Lo que los investigadores suponen, es que hubo prejuicios contra de él y su teoría, ya que era judío, socialista, internacionalista y pacifista.

Robert Mark Friedman, profesor de Historia de la Ciencia en la Universidad de Oslo, Noruega, se ha adentrado en los archivos del Nobel para tratar de entender la decisión, que simplemente parece imposible,

Llegando a la conclusión de que Einstein no recibió una evaluación justa e imparcial, a pesar de que muchos físicos internacionales destacados nominaron a Einstein por la teoría de la relatividad.

«Reiteraban que era el trabajo más importante en física desde Isaac Newton, comparaban a Einstein con Copérnico, insistían en que era incuestionablemente lo más significativo en física en años y por lo tanto debía ser considerado para un premio».

Pero la opinión de los miembros del comité del Premio Nobel era muy diferente.

«Lo que dijeron en público fue que en última instancia la relatividad no era física. Trataba de tiempo y espacio, por lo tanto era metafísica. Y la metafísica es filosofía y la filosofía no es física. Entonces, ¿cómo podían darle un premio de física?».

Finalmente, Albert Einstein recibió el Premio Nobel de Física en 1921, no por su mayor descubrimiento, sino por un menos conocido efecto fotoeléctrico.

Y la lista de los grandes sigue y sigue.

A %d blogueros les gusta esto: