Quobit

Gadgets, tecnología y estilo de vida digital

¿Qué hace en tu cuerpo el Coronavirus Covid-19?

8A16C303 D0AF 4A42 AEA1 CF40AF93D79E scaled

8A16C303 D0AF 4A42 AEA1 CF40AF93D79E scaled

Mucho se ha hablado de cuáles son los síntomas del Coronavirus, sin embargo, poco se ha hablado de cómo este virus afecta el funcionamiento de tu cuerpo.

En esta recopilación mostramos como la infección por Covid-19 puede dañar tu cuerpo, y qué pasa en tu cuerpo cuándo este virus sale de él.

Así que empecemos.

Como todo virus que afecta las vías respiratorias, el Covid-19 comienza afectando tu garganta, sí… los síntomas no serán diferentes a una infección de garganta tradicional.

Todo esto debido a que, cuándo el virus cuando ingresa a tu cuerpo termina sujetándose a la mucosa del fondo de tu nariz o garganta. Por eso las recomendaciones de no tocarse el rostro con las manos sucias.

La forma del virus (la famosa corona) le permite penetrar las células de las proteínas qué hay en tu cuerpo y con eso inicia el proceso de multiplicación.

Ya que al ser un agente infeccioso microscópico a celular, la única forma de multiplicarse es en las células de otros organismos.

Cuando el virus logra crear entre 10,000 y 100,000 copias de él mismo, salen de la célula infectada y comienza su camino por el cuerpo humano, en ese momento el sistema inmunológico emite una respuesta inflamatoria para intentar combatirlo.

¡Sorprendente! Así es el virus del Coronavirus bajo el microscopio

Provocando la famosa infección o irritación de la garganta, si la zona de infección inicial fue la nariz entonces la persona notará la nariz tapada.

Mientras esto sucede, el virus continua su camino hacía los conductos bronquiales hasta llegar a los pulmones, donde producen una inflamación en las mucosas y es cuando el cuerpo produce tos para intentar combatir al virus.

A este nivel, ya es muy probable que la persona haya producido fiebre, porque el cuerpo esta intentando combatir el virus. Generando la sintomatología propia de una gripe.

De acuerdo a un análisis de la Organización Mundial de la Salud, de 56,000 pacientes estudiados, el 80% de los infectados desarrollaran síntomas leves como son: fiebre, tos, y en algunos casos neumonía.

Mientras que el 14% si llegará a tener síntomas severos, es decir, dificultad para respirar y falta de aire. Solo un 6% sufrirá una enfermedad grave, como es falla pulmonar, choque séptico, fallo orgánico y riesgo de muerte.

Así puedes diferenciar los síntomas entre el COVID-19, un resfriado y gripe. ??

Publicado por Quobit en Jueves, 12 de marzo de 2020

Sí el cuerpo no logra combatir el virus antes de llegar a los pulmones, el Covid-19 provocará inflamación en ellos y el la persona notará problemas en su respiración, provocando problemas de oxigenación (Ya que el cuerpo no puede exhalar el “aire malo”).

Obligando que la persona deba ser hospitalizada.

La respuesta del cuerpo en este punto es que el cuerpo produce congestión en los alveolos de los pulmones, con la finalidad de “encapsular” a la infección.

Los alveolos son esas pequeñas estructuras son las que normalmente se llenan de aire, y a través de sus paredes se produce el intercambio gaseoso por el cual el oxígeno llega a la sangre, y de allí al resto del cuerpo.

Pero, si los alveolos se congestionan, pueden provocar una falla respiratoria o en el corazón. Sí, el cuerpo mismo puede provocar la muerte del paciente.

“Imagínate que es una guerra. Hay dos ejércitos que pelean entre sí, pero a veces las bombas lastiman a civiles. O pueden caer sobre el hospital, o el museo, pero no sobre el enemigo”

Además de los pulmones, se ha encontrado que el Covid-19 puede dañar otros órganos, como el Corazón, el hígado y los riñones.

Esto llega a pasar en estados muy graves, al menos es lo que se esta descubriendo.

La Hidroxicloroquina, una posible cura del Coronavirus:

¿Qué pasa cuándo el Covid-19 deja el cuerpo?

La única noticia positiva, es que si el sistema inmune de la persona y el tratamiento correcto es suministrado a tiempo, con el pasar de los días el Covid-19 deja el cuerpo sin dejar apenas estragos o daños.

Tanto los pulmones como los otros órganos que pueden verse comprometidos terminan por recuperarse en su totalidad.

Salvo en casos muy específicos donde la enfermedad deja algunas cicatrices en los pulmones y una función pulmonar reducida.

Vía | BBC

A %d blogueros les gusta esto: