Quobit

Últimas novedades sobre tecnología, gadgets, wearables y videojuegos

Así funcionaba Enigma, el gran secreto Nazi

enigma

La máquina Enigma fue una de las armas que otorgó una ventaja definitiva al Tercer Reich en la segunda guerra mundial. Pero alguna vez te has preguntado ¿cómo funcionaba Enigma?

Gracias a su sistema de cifrado, las manadas de lobos grises (nombre que recibían los submarinos nazis) podían atacar a los convoyes ingleses y americanos que trataban de entrar y salir de las islas británicas.

Sin duda, la máquina Enigma fue un elemento clave en la Segunda Guerra Mundial, ya que, por medio de esta, era más fácil descifrar los códigos de criptografía. Pero ¿cómo funcionaban estos códigos?

Las máquinas de criptografía

Anteriormente las técnicas de criptografía se basaban en la sustitución de las palabras o letras por números. Así, el emisor y el receptor contaban con un libro de códigos en el cual se explicaba qué cifra correspondía a cada carácter. Teniendo como objetivo que, los códigos no fueran comprendidos por cualquier persona.

Todo este proceso cambió con la llegada del siglo XX, una época en la que la criptografía tuvo un mayor desarrollo, gracias a las primeras máquinas de cifrado.

Estas máquinas lograban modificar de forma automática los mensajes, convirtiéndolos en texto legible.

Algunas máquinas tenían un sistema de codificación que consistía en sumar a cada letra del mensaje tres posiciones dentro del alfabeto (“A” equivaldría a “D”) eliminando la necesidad de hacer esta cuenta a mano.

La primer máquina fue inventada por el estadounidense Edward Hugh Hebern en 1917. Sin embargo, la gran revolución de las máquinas de cifrado llegó de manos de Arthur Scherbius, quien patentó la máquina comercial Enigma A.

Enigma A fue puesta a la venta comercial en 1923. Pero, Arthur Scherbius nunca se imaginó que su invento iba a ser utilizado a gran escala por el ejército nazi para lograr ocultar a los aliados los movimientos de sus tropas.

¿Qué fue la sociedad “Lebensborn” de 1935?

 

¿Cómo funcionaba Enigma?

Los rotores (parte giratoria de la máquina) ubicados arriba y a la izquierda, podían ajustarse a diferentes configuraciones para crear códigos. Cuantos más rotores tenía, el código era más difícil de descifrar.

Enigma contaba con una forma similar a la de una máquina de escribir, en donde los mensajes encriptados se mecanografiaban con las teclas ubicadas en la parte delantera de la máquina.

Cada vez que se tecleaba una letra, una lámpara iluminaba una de las letras en el centro de la máquina; de este modo la letra iluminada formaba parte del texto cifrado.

Modelos posteriores tenían un panel de enchufe al frente (justo debajo de las manos del operador), que añadía un nivel extra de complejidad.

A %d blogueros les gusta esto: